20 noviembre 2005

Sin minusvalías para el sentimiento

Hace unos días contemple un hecho que me emocionó profundamente y me hizo plantearme las siguientes preguntas:
¿Existen minusvalías para los sentimientos?
¿Quién siente amor más puro, los minusválidos psiquicos o aquéllos que tenemos raciocinio y sin querer o no podemos procesar nuestros sentimientos?
¿Por qué los más válidos complicamos a veces tanto las cosas que sentimos?
y un montón de preguntas mas que puede uno plantearse al contemplar la siguiente escena que paso a contar:
Viniendo de mi trabajo paso por una calle en donde hay un centro de integración de minusválidos psiquicos, estaba parada en un semáforo y cruzó una pareja de dos chicos (varones) uno con síndrome de down y el otro con clara minusvalía psiquica, eran jóvenes, como de unos 20-22 años, iban abrazados y hablando de "sus cosas" al llegar a la altura de mi coche se pararon y se fundieron en un abrazo y un beso, se acariciaron las mejillas y se sonrieron, pero fué con tal ternura que a mi me estremeció ver la expresión de aquéllos rostros que se supone imperfectos o en cierto modo inexpresivos ... ¡qué confundidos estamos!, en muy pocas ocasiones he visto en un rostro tanta pureza de sentimientos, tanto amor, tanta dulzura y tanta capacidad de expresar y estoy segura que todo es porque esas personas en su minusvalìa pueden no tener capacidad para hacer un cálculo matemático, para no entender muchas veces una conversación, para tener dificultades para expresarse oralmente, pero creo que tienen una hipervalidez para expresar sentimientos, emociones y estados de ánimo sin falta de otras habilidades ni capacidades y los que nos consideramos "válidos" para esta sociedad tenemos mucho que aprender de ellos, pues la capacidad de amar, de dar, de entrega, de sentir, etc no es controlable por el nivel de capacidad mental que tengamos las personas.