25 septiembre 2005

¿Qué ha sido de los baúles de nuestra adolescencia?

¿Qué ha sido de los objetos que guardábamos como tesoros en nuestra adolescencia? ¿Dónde están aquella cajitas, fotografías, recuerdos?
¿Qué queda de aquellos recuerdos en nuestros corazones?
NAVEGANTE

Los objetos de mi adolescencia, con el paso del tiempo, sólo están guardados en mis recuerdos y mi corazón: aquéllas entradas de cine, aquél tiket de autobús de la primera vez que piré clases, posavasos, aquélla foto hecha con la polaroid o esa cazadora que era igual de la de aquél chico que me hacía tilin, ese patuco de bebé color azul que con todas nuestras ilusiones de ser madre, algún día, nos repartimos mi mejor amiga y yo prometiéndonos que a la primera que fuese madre la otra le regalaría el juego, esas fotos de mi ídolo, aquél billete de 100 ptas. que me regaló mi abuela un año por reyes y que por estar tan nuevo y querer guardarlo para siempre sin que se estropease para tenerlo como recuerdo suyo plastifiqué y usaba de marcalibros, ese reloj de bolsillo que una vez le desmonté a mi padre y que no volvió a funcionar, una pulsera "esclava" de plata grabada con mi nombre a la que le cogí manía porque siempre que la llevaba no tenía un buen día, esos libros que tenía en sitio privilegiado en mi estanteria "La vida sale al encuentro" "Una chabola en Bilbao" "Viven".
Tantos y tantos recuerdos que aunque no estén en su cajita guardados si están presentes en mi mente y que han sido testigos de mi paso por la adolescencia.
MARADAY

11 septiembre 2005

Gentes, palabras y sonrisas

Mis momentos especiales tienen siempre algo que ver con gente: gente que te sonríe; gente que te habla; gente que se escribe; gente que te abre su corazón aunque sea tan sólo por un instante; gente que te acompaña; que te recibe; que se despide; que se cruza contigo en mil lugares; que te acaricia; que se deja acariciar; que te pide una caricia.

Detrás de cada libro, de cada canción, de cada blog, de cada página en internet, incluso de cada tecnología y de cada objeto, hay gente con sus vidas y con sus historias, gente que se comunica con nosotros y con la que (con)vivimos.

Demasiadas veces hay también a nuestro alrededor gente sola (¿recordáis la canción "Gente sola" de Pedro Guerra?). Porque tenemos demasiados miedos y prejuicios para abrirnos a la gente que nos rodea, a nuestros compañeros de trabajo, a nuestros vecinos, a la gente que el azar pone en nuestro camino y que nos necesita como nosotros los necesitamos a ellos. Porque hay demasiadas presiones y cortapisas para que la gente se relacione en libertad con quien quiera y como quiera. Y por ello preferimos sumergirnos en la red para encontrar gente escondiéndonos en un anonimato que nos permite ser realmente nosotros mismos - o también, ¿por qué no?, ser lo que no somos y nos gustaría ser.

A veces, pocas veces, encuentras en la vida una persona especial. A veces, aún menos veces, encuentras en la red una persona especial con la que vivir esos momentos. Porque, como en la famosa sevillana de Los Romeros de la Puebla, en la red más que en la vida, "a veces, muchas veces, más de cuatro veces, todas las cosas no son como parecen".

Por eso, encontrar en la red a alguien muy especial que te abra su corazón y te hable desde él y te sonría y te acaricie con sus palabras es un momento muy, muy especial, que hay sin duda que celebrar.

07 septiembre 2005

Mis momentos ...

Mis Momentos Hollywood son esos en los que te olvidas del mundo, haces un alto en tu camino y disfrutas de esas pequeñas cosas que en ocasiones te pasan de largo, sin darte cuenta, mi mejor momento diario es cuando finaliza la jornada y ya de retirada me voy al cuarto de los niños a darles ese beso de buenas noches que tanto gusta recibir, me quedo un ratito en silencio, contemplándolos, viendo esa carita tan dulce durmiendo plácidamente y cuando abren un ojito, al sentirme, suspiran, se dan la vuelta y siguen con su sueño sintiéndose seguros, queridos .... y pienso: no es fácil educarlos, sacarlos adelante pero"creo que lo estoy haciendo bien".
Otro momento es cuando me escapo de mi rutina y me voy a dar un paseo junto al mar, sintiendo la brisa y el sonido de las olas, respiro hondo y me lleno de ese aroma de salitre y yodo que tanto bien me hacen, cuan afortunados somos algunos que podemos contemplar el mar y disfrutarlo y quizás por estar tan cerca de él no valoramos el enorme tesoro que tenemos.
Y qué decir de cuando me quedo sola en casa, me tumbo en el sofá, pongo ese disco que tanto me gusta (en mi caso, los de Kenny G. y su saxo), cierro los ojos y vuelo con la música y la imaginación, viajo, sueño ......... o cuando en un día de stress y agobio me relajo saboreando media tableta de chocolate, dejándo que sus onzas se disuelvan lentamente en mi boca y que con su sabor y dulzor me llenen de energía para volver a pelear en el día a día con todo lo que se me ponga por delante, para mí éstos, entre otros, son mis pequeños Momentos Hollywood, esos que por su sencillez y simplicidad la gran mayoría de las veces nos pasan desapercibidos .
Últimamente he descubierto un nuevo Momento Hollywood en la red, ese momento en el que con nuestras conversaciones, nuestras inquietudes, nuestras confesiones, nuestras complicidades etc. me siento tan bien que te intuyo cómplice, amigo, maestro, confidente, etc. Ese Momento Hollywood .......... eres tú. Gracias por estar ahí.
Y tus momentos? Me los cuentas?